LIBRE EL DUEÑO DE MECONSA
Abel Galván Gallardo Subprocurador Contra la Delincuencia Organizada,  confirmó que el empresario Carlos Mora Román, de 54 años de edad, que fue privado de su libertad al salir de su negocio de refrigeraciones Meconsa, se encontraba sano y salvo en su casa en  compañía de la familia.
Hay que recordar que el empresario del ramo de las refrigeraciones domésticas e industriales, fue violentamente raptado cuando salía de su negocio ubicado en la avenida Cuauhtémoc 510, el pasado 25 de febrero.
A cinco semanas de su rapto la Procuraduría General de Justicia sigue las investigaciones, que no por el delito de secuestro, sino solo por la privación ilegal de la libertad, ya que aunque nunca se dio información oficial a este respecto, trascendió que no se solicitó rescate alguno por la liberación del empresario.
El día del plagio testigos dijeron que varios sujetos atajaron a Mora y lo subieron con lujo de violencia a una minivan tipo Caravan de color oscuro, en la que se dieron a la fuga, incluso se aseveraba que había armas de pormedio.
Desde el día del ilícito la PGJE se mantuvo a la expectativa y no se abrió expediente por parte de la SCDO, sino que fueron los elementos de delitos culposos los que se hicieron cargo de las investigación, no los de secuestros.

LIBRE EL DUEÑO DE MECONSA

Abel Galván Gallardo Subprocurador Contra la Delincuencia Organizada,  confirmó que el empresario Carlos Mora Román, de 54 años de edad, que fue privado de su libertad al salir de su negocio de refrigeraciones Meconsa, se encontraba sano y salvo en su casa en  compañía de la familia.

Hay que recordar que el empresario del ramo de las refrigeraciones domésticas e industriales, fue violentamente raptado cuando salía de su negocio ubicado en la avenida Cuauhtémoc 510, el pasado 25 de febrero.

A cinco semanas de su rapto la Procuraduría General de Justicia sigue las investigaciones, que no por el delito de secuestro, sino solo por la privación ilegal de la libertad, ya que aunque nunca se dio información oficial a este respecto, trascendió que no se solicitó rescate alguno por la liberación del empresario.

El día del plagio testigos dijeron que varios sujetos atajaron a Mora y lo subieron con lujo de violencia a una minivan tipo Caravan de color oscuro, en la que se dieron a la fuga, incluso se aseveraba que había armas de pormedio.

Desde el día del ilícito la PGJE se mantuvo a la expectativa y no se abrió expediente por parte de la SCDO, sino que fueron los elementos de delitos culposos los que se hicieron cargo de las investigación, no los de secuestros.